5 maneras de conectar con la naturaleza

Conexion con la naturaleza

El pasado día 2 de mayo, fue el primer día en mucho tiempo en España en el que toda la población, en algún momento del día, pudo salir a la calle.

Por la tarde, quise aprovechar para visitar el parque más cercano a mi casa, el Monte O Castro de Vigo. Sabía desde el inicio del confinamiento que sería el primer sitio a donde iría en cuanto tuviéramos un poco de libertad.

Tiene unas bonitas vistas de la ciudad y de la ría de Vigo. Fue el lugar donde se asentaron las primeras poblaciones y puedes ver unos castros (construcciones celtas, por lo general prerromanas) restaurados y una antigua muralla que alberga un jardín precioso. Tiene una vegetación diversa, con algunos árboles centenarios; es un lugar que formaba parte de mi rutina para conectar con la naturaleza.

Pensaba: “cuando pueda ir a pasear, ¡iré al Castro para ver el mar!”.

Sé que no elegí la mejor hora para salir, pero ¡apetecía tanto! La idea que tenía yo, la tenían mis vecinos de hasta 2 kilómetros a la redonda, que salieron a la misma hora y hacia el mismo sitio.

¡Si vieras el parque con un dron desde arriba, seguro que veías cómo personas de todas partes venían hacia él! Como si fuera un imán.

Conectar con la naturaleza

Llevábamos aproximadamente 50 días sin salir de casa excepto para hacer la compra. Ese día, pudimos salir en un radio de 1 km para dar un paseo. Y, sin saber por qué, todos queríamos ir al parque. Podíamos haber paseado por algunas calles del centro, pero el cuerpo nos pedía ir al parque.

Es muy probable que te reconozcas un poco en lo que describo y es natural.

La hipótesis de la biofilia de Wilson (1984) plantea que tenemos una empatía innata por la naturaleza y que, si nos alejamos, sufrimos por ello. Necesitamos esta conexión con la naturaleza y es vital para el crecimiento y desarrollo emocional, espiritual, estético y cognitivo.

Buscando esta sensación de manera inconsciente, sales en búsqueda de árboles, de los cantos de los pájaros, de flores y de paisajes… Ver el cielo abierto, una pradera, una montaña, el mar…, ver lejos…

Conectar con el paisaje

¡Y, no sabes por qué, pero de repente te sientes mejor!

Cada vez más estudios intentan explicar esta relación entre naturaleza y bienestar.

En 2005, Richard Louv introduce el término trastorno por déficit de naturaleza en su libro Los últimos niños del bosque. “Este término –una metáfora– sirve para describir el alto precio que pagamos los humanos por no estar en contacto con la naturaleza”, explica Louv.

El catedrático de Psicología Ambiental de la Universidad Autónoma de Madrid, José Antonio Corraliza, explica lo que sentimos: “nos damos cuenta de que echamos de menos la naturaleza cuando, después de una experiencia de fatiga, nos sentimos bien al entrar en contacto con ésta”.

En 2019, la doctora MaryCarol Hunter, profesora de la Universidad de Michigan, demostró en un estudio que pasar al menos 30 minutos al día en contacto con la naturaleza reduce significativamente la concentración de cortisol en la saliva, indicador de los niveles de estrés.

 

Cómo conectar con la naturaleza

Si has leído anteriormente mi blog o me sigues en redes sociales, ya sabrás la importancia que tiene para mí la conexión con la naturaleza.

Como guía de baños de bosque, he aprendido a recuperar y fortalecer esa conexión natural que los seres humanos tenemos, o deberíamos tener, con nuestro entorno. Aplico estos conocimientos para ayudar a los demás a conectar, a relajarse y a tomar consciencia, pero, sobre todo, me los aplico a mí misma.

Hay sencillos cambios en tu día a día que te ayudarán a mejorar tu conexión con la naturaleza.

Como digo en casa, es mejor mirar por la ventana que “mirar por la televisión”. Mirar por la ventana te permite ver lo que está pasando fuera.

Te permite observar el cielo y sus nubes, sus diferentes colores y tonos, su belleza cambiante. Te permite imaginar que otra persona está viendo y disfrutando la misma imagen que tú.

En definitiva, mirar por la ventana te permite estar con este paisaje, en el aquí y ahora.

Conectar con la naturaleza desde la ventana

Ahora, te propongo que apagues tu móvil y salgas a dar un paseo de mínimo 20 minutos en un entorno natural, un parque, un paseo al lado del río o de la playa… Aprovecha para hacer ejercicio, para observar, para dibujar o escribir… para disfrutar el momento.

Dedica tiempo a realizar actividades en la naturaleza, cuantas más mejor.

 

Ejercicios para conectar con la naturaleza

Algunas pequeñas ideas que te puedo ofrecer para conectar con la naturaleza son:

Disfruta de un momento con la naturaleza

Aléjate un momento de los pensamientos múltiples que tienes, levántate, cambia de lugar y sal al exterior o acércate a una ventana. Observa las nubes, siente la humedad y la temperatura, recibe los rayos del sol en la piel o las gotas de la lluvia, percibe los olores, escucha los sonidos que te llegan y quédate con todas las sensaciones agradables del momento.

Observa cosas en movimiento

Según el viento que haga y tu estado de ánimo, será más o menos fácil. Observa las hojas de los árboles, la hierba, si ves algo volar o andar. Un pájaro, un insecto, una hoja, una rama, una planta…

Si estás en un entorno natural, ralentiza hasta ver algo en movimiento. Aunque a veces no lo parezca, siempre hay algo en movimiento.

Si estás en un lugar con ventana, realiza este ejercicio desde ella y, si no accedes a ninguna vista, realiza este ejercicio observando tu mano. Te sorprenderá como, a medida que te relajas, tu mano se relaja y tiene pequeños movimientos que sólo tú percibes.

Camina descalza

Si, como yo, tienes la suerte de vivir cerca de la playa, descálzate y pasea sobre la arena. Es una de mis formas preferidas de conectar con la naturaleza. En el bosque hay lugares con hierba o musgo, también muy agradable para caminar descalza.

musgo caminar descalzo

Apoya los pies y quédate quieta un momento para notar la primera impresión. ¿Cómo está este suelo? Frío, caliente, seco, húmedo, suave o con irregularidades. ¿Cómo sostiene tu cuerpo? ¿Es estable o te hundes?

A continuación, camina despacio, desarrollando la planta del pie muy despacio, notando el contacto del suelo con cada parte de tu piel y las diferentes sensaciones que eso te produce.

Observa un árbol o una planta

Cuando escribo, hay momentos en los que me canso, me cuesta ordenar las ideas, priorizar los temas.

Me acerco a la ventana y me quedo observando un árbol un rato. Respiro tranquilamente y espero a que se me despeje la mente.

A veces tardo unos minutos en ver el árbol. Estoy tan metida dentro de mi cabeza que lo veo, pero no lo observo.

El darme cuenta de que empiezo a observarlo, prestarle atención, ver los colores, las formas, la altura, las texturas que tiene y las visitas de pájaros me va relajando poco a poco.

Si aún no lo has hecho, ¡tienes que probarlo!

Huele flores

Cuando paseas por un jardín o un parque, suele haber flores. O quizás las tengas en tu balcón o ventana.

El encuentro con una flor es un momento bonito y especial. Las flores regalan lo mejor de ellas.

huele las flores

Puedes observar su belleza, sus colores, sus pétalos, su olor, si está sola o si hay muchas…

Estará poco tiempo, y el momento en el que la ves es único. Ayer estaba más cerrada, mañana se desprenderá de sus pétalos.

Dale las gracias, salúdala y despídete como si fuera una amiga, una amiga que te desea lo mejor.

¿Qué haces tú para conectar con la naturaleza?

Si te ha gustado este artículo, compártelo

Share on facebook
Share on whatsapp
Share on twitter
Share on email
Share on linkedin

Sobre la autora

Céline Girardon

Céline Girardon

Ingeniera Mecánica con más de 15 años de experiencia.
Posgrado en Coaching, PNL y Liderazgo de Equipos y Practitionner Coach en PNL.
Guía de Baños de Bosque certificada. En 2019 participé en el Forest Therapy Institute (FTI) como Coordinadora de Operaciones y Formadora Apprentice en España y Chile. Actualemente desarrollo labores de Orientadora.

Otros artículos interesantes

Deja un comentario

Comparte este post

Share on facebook
Facebook
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on twitter
Twitter
Share on email
Email
Share on linkedin
LinkedIn

Recibe gratis mis
5 Consejos para Conectar con la Naturaleza

Recíbelo gratis

5 Consejos para Conectar con la Naturaleza

5 consejos para conectar ebook